29.6 C
Hermosillo
domingo, agosto 14, 2022

spot_img

El Papa Francisco confiesa tener «una relación humana» con Raúl Castro

Madrid.- Yo quiero mucho al pueblo cubano, lo quiero mucho y tengo buenas relaciones humanas con gente cubana. Y también, lo confieso, con Raúl Castro tengo una relación humana». 

El Papa Francisco ha confesado uno de sus grandes pecados políticos, al cumplirse precisamente un año del estallido social en la isla sofocado con un plan terror de represión, encarcelamientos y condenas contra los manifestantes pacíficos.

El Papa sorprendió con sus respuestas a sus entrevistadores, del canal estadounidense Univisión, no sólo por la acción represiva del Gobierno castrista, sino también por los sacerdotes católicos que se unieron entonces a la gran protesta nacional, la principal en seis décadas de revolución castrista, por lo que han sufrido represión en distintos momentos del año transcurrido.

Entre ellos destacan el padre Rolando Montes de Oca, de la archidiócesis de Camagüey, que ha llegado a sufrir actos de repudio, el padre Alberto Reyes y la monja sor Nadieska Almeida

“Papa Francisco: Cuba es un símbolo y tiene una historia grande», tituló de inmediato ‘Granma’, boletín oficial del Partido Comunista de Cuba, a la vez que destacaba que «las respuestas de Francisco (a Univisión) fueron de apoyo al Gobierno y al pueblo cubanos». Hasta ahora el gobierno de La Habana se ha conformado con el apoyo de dirigentes comunistas europeos y de algunos de sus aliados revolucionarios.

“Cuba es un símbolo, dice el Papa, y los odiadores rabian», se ufanó Gerardo Hernández, coordinador nacional de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y uno de los «cinco héroes de la revolución».

Las palabras del Papa llegan en el mejor momento posible para el Gobierno de Miguel Díaz-Canel, quien no permitió ni un solo movimiento a opositores y disidentes durante la celebración del primer aniversario. 

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos contabilizó más de 100 acciones represivas contra disidentes y periodistas independientes, que se suman a las realizadas durante todo el año transcurrido, que ha roto récords continentales: en las mazmorras de la revolución permanecen 999 presos políticos, según Prisoners Defenders, de los cuales 880 son manifestantes pacíficos del 11J.

“Santidad: hay palabras y declaraciones que duelen más que la represión. Escuche a las madres de los jóvenes presos del 11J y no a los poderosos, se lo debemos al evangelio. Recuerde el Magnificat. Dígame padre qué hago con el sufrimiento de las familias del 11J», reaccionó el historiador Leonardo Fernández Otaño, disidente católico.

El Santo Padre también descalificó a quienes le acusan de ser comunista («esas acusaciones ya pasaron, las veo como trasnochadas») y señaló directamente a «ciertos grupos de medios de comunicación muy ideologizados, que a veces no saben distinguir el comunismo del nazismo, de lo que es el populismo y el popularísimo».

Te puede interesar tambíen

Últimos Artículos