Lamentan diputados del PAN la falta de socialización, diálogo y más análisis en la Ley de la Universidad de Sonora.

0
65

Hermosillo.- Desde un principio, el mismo día que se turnaron a las comisiones unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales y Educación y Cultura, se decidió ponerle fecha y hora a la dictaminación de esta.

En dichas reuniones la legisladora Alejandra López Noriega resaltó y destacó la importancia del parlamento abierto ya que solo se llevaron a cabo tres foros en 10 días, se recabaron opiniones y  propuestas para enriquecer la iniciativa y producto de esto es que las coalición que representa la mayoría presentó un proyecto prácticamente nuevo en el que se modificaron 71 de 90 artículos de la propuesta original. Fueron modificados prácticamente todos los artículos de la iniciativa original.

“La ley orgánica es muy clara en su artículo 89 cuando dice que tratándose de dictámenes de nuevas leyes, se van a circular a los integrantes de la comisión 10 días hábiles antes de la sesión, con la finalidad de que se realice un análisis profundo de los temas”, y en esta ocasión no fue así”.

El Grupo Parlamentario de Acción Nacional señala la nula intención por parte de sus compañeros legisladores de la alianza de realizar un procedimiento verdadero al aprobar la Ley de la Universidad de Sonora, porque hubo temas que aún no estaban resueltos, que si bien se modificaron no se solucionaron como:

La gratuidad. El legislador Armando Gutiérrez indicó que es obligación de los legisladores otorgar los recursos necesarios para subrogar las cuotas que aportan los alumnos a la Universidad de Sonora, haciéndola una institución totalmente gratuita. 

“No tenemos que esperar a la creación de un fondo federal ni siquiera estatal, esta legislatura pudo determinar el recorte en las partidas 1000 y 2000 correspondientes a gasto corriente como asesorías, creación de nuevas plazas y aumento de sueldos en el presupuesto de egresos, para reetiquetar el recurso, la rectora de la Universidad lo dijo estamos hablando de 130 millones de pesos anuales que se generan con el pago de cuotas por parte del alumnado, nosotros podemos darle ese dinero a la universidad, y hacerla totalmente gratuita lo que generaría un beneficio para miles y miles de estudiantes de todo el Estado”.

Por su parte, Sagrario Montaño Palomares señaló que en la elección del rector, se pudo hacer por voto directo de alumnos, maestros y personal administrativo, sin un procedimiento tan largo y complicado, buscando establecer dos factores, primero, la prevalencia de la democracia real y directa, y la paridad de género.

“Vemos que la votación queda reducida a la elección de un órgano colegiado como lo es el Colegio Universitario, si bien se hace una votación, y esta es vinculante, el colegio universitario es quien toma la última palabra”.

Y en el tema de la paridad de género. En la propuesta no se contempla en los aspirantes a la rectoría, con la propuesta como se está aprobando, puede ser una terna integrada por tres hombres, o por tres mujeres sin respetar el principio de paridad que deberíamos estar incluyendo en todo lo que legislamos.

La coordinadora Sagrario Montaño Palomares si bien celebramos que se logró tumbar con presión social el intento de que este Congreso vulneraría la autonomía universitaria al nombrar a sus autoridades, queda aún muchos errores, omisiones y deficiencias.

Hoy se aprobó una ley que carece de sentido integral y que está repleta de vacíos legales que pondrá a la UNISON en ambiente de polarización política interna y externa, que generará que el aprendizaje de los futuros profesionales de Sonora quede  a intereses ajenos a la academia.